Viernes 19 de Febrero 20:30 h. Ciudad Naranco. C/ Ricardo Montes 37, bajo 6 Oviedo
cartelB

El anarquismo siempre es una amenaza potencial para cualquier estado, máxime en tiempos turbulentos o de cierta conflictividad. Por eso el leviatán estatal no puede permitir que sus ideas y prácticas se extiendan entre los oprimidos descontentos.

Los años 2010-2014 han supuesto un ciclo de luchas y movilizaciones que si bien han sido mayoritariamente ciudadanistas y de defensa del perdido “bienestar”, también han supuesto la extensión de luchas auto-organizadas y de ruptura de la paz social (huelgas generales de 2010 y 2012, barrio de Gamonal, Can Vies, sucesos en las marchas de la dignidad, rodea el congreso, bloqueo al Parlament de Cataluña,…), un aumento de las iniciativas y espacios libertarios y un incremento de la conflictividad obrera y del número de sabotajes. En este contexto se suceden 3 macro-operaciones policiales contra el anarquismo con gran repercusión mediática y aplicación de la ley antiterrorista: la Operación Columna, Operación Pandora y Operación Piñata, que han dejado 30 personas procesadas, catorce en prisión durante meses (dos aun continúan y llevan ya dos años), a espera de unos juicios que pueden comportar altas penas de cárcel, y un movimiento golpeado y perseguido.

Anuncios