Varias trabajadoras de Lacera, empresa encargada del servicio de limpieza del HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias), mantienen desde hace años un conflicto por la defensa de sus derechos. Nos han hecho llegar un resumen cronológico del mismo, y lo difundimos para que se conozca su problemática:

«Somos trabajadores eventuales del servicio de limpieza del HUCA (alrededor de 110 afectados) que venimos trabajando desde hace mas de 11 años en las instalaciones. Hasta junio de 2014 dependíamos de EULEN, con quien teníamos una serie de derechos adquiridos, entre ellos la posibilidad de ir incorporándonos a la plantilla fija según “antigüedad en el centro”. En el verano de 2014 todos los eventuales que habíamos trabajado con EULEN fuimos contratados por la nueva adjudicataria, Lacera, pero a partir de octubre, ¡después de que ya hubiéramos puesto en funcionamiento el nuevo HUCA! y volvieran las fijas de sus vacaciones, empieza nuestro calvario.

La nueva adjudicataria, Lacera, deja de llamar a muchas y comienza a contratar a gente nueva, y quienes tienen suerte de seguir lo hacen de una manera precaria: contratos por días sueltos (en 2 años se hicieron 3870 contratos de los que más de 3200 son por tiempo inferior a 1 mes), se nos avisa con una antelación de dos horas para nueva incorporación, no se cumple con las horas reglamentarias entre un turno y otro, no nos dan los días de descanso que nos corresponden, cubrimos dos puestos en muchísimas ocasiones, se realizan mal las nóminas y nos envían a sus encargados con la ley del miedo (“si no haces esto, si dices no, si reclamas tus días… no te llamarán más”).

Ante todo esto y la pasividad total y absoluta por parte de los sindicatos con representación, un grupo de trabajadores, los más antiguos que llevamos desde 2006 trabajando en las instalaciones, el 8 de marzo de 2016 nos reunimos, ponemos un fondo común para asesorarnos con abogados sobre nuestros derechos y enviamos un escrito al Comité de empresa solicitando que se realice un nuevo listado para seguir entrando por antigüedad como siempre se había hecho, ya que el último listado que recogía a los trabajadores con antigüedad de 2004-2005 estaba llegando a su fin. La primera respuesta es un no rotundo: “sois eventuales, no tenéis derecho, no se van a hacer más jubilaciones parciales ni relevos, la empresa es privada y contrata a quien quiere, no tienen ninguna obligación con vosotras…”. Todo ello es rebatido por los propios trabajadores que previamente nos hemos tenido que asesorar concienzudamente. Ante nuestra insistencia envían un escrito a la empresa solicitando un nuevo listado respaldado por todo el Comité. La empresa responde que a cambio de lo que se pide quiere una modificación sustancial de los derechos de los fijos, a lo que nos negamos rotundamente puesto que sabemos que hay acuerdos que nos dan la razón y que no hay nada que negociar. A partir de aquí se nos plantea la idea de meter un conflicto colectivo a la empresa para que atienda a razones, pero los trabajadores no confiamos en los servicios jurídicos de los sindicatos por lo que proponemos llevarlo con un bufete externo, y el único sindicato que nos permite poder llevarlo de esta manera y así ser partícipes del mismo (ya que pagamos la mitad del conflicto) es CSI. Por votación decidimos llevarlo con ellos y pedimos al resto de sindicatos que por favor se mantengan al margen en cuanto a realizar actuaciones que pudieran perjudicar nuestro proceso (esto lo hacemos porque no es la primera vez que se interponen en el camino de los trabajadores paralizando nuestras acciones y llegando a otros acuerdos con la empresa).

El día 19 de mayo de 2016 comparecemos en el SASEC (Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos) que acaba sin avenencia, por lo que se interpone demanda en el juzgado. Como creemos que es primordial el apoyo y la adhesión al conflicto del resto de sindicatos, USO, CCOO y UGT, celebramos una reunión con ellos en la que se nos exige que solicitemos su adhesión por escrito (y casi de rodillas), por lo que en asamblea de trabajadores celebrada el 20 de junio de 2016 les hacemos entrega del escrito públicamente y nos ofrecemos para que nos acompañen a Éfeso Abogados (los servicios jurídicos que nos representan) y sean quienes les expliquen los pormenores de la demanda. Se fija dicha reunión el 1 de julio, en ella quedan en darnos una respuesta lo antes posible y CCOO manifiesta su más que probable adhesión al conflicto.

El juicio estaba fechado para el día 6 de septiembre de 2016, pero se aplaza para poder estudiar documentación que se había solicitado judicialmente a Lacera y que presentó 3 días antes del mismo. Al mismo tiempo se pide que se les envíe judicialmente copia de demanda a CCOO, USO y UGT para que considerasen su adhesión al conflicto, ya que seguían sin darnos una contestación. Con todo ello se fija fecha para juicio 8 de noviembre de 2016.

El día 26 de noviembre sale sentencia que estima parcialmente la demanda interpuesta, olvidándonos de la parte desestimada. Lo que sí estima es que todos los eventuales subrogados tenemos derechos que nos asisten en relación a unos acuerdos y que son de obligado cumplimiento por la empresa, entre ellos el acuerdo de 1992 que dice: “cuando la empresa vaya a cubrir un puesto de trabajo como fijo de empresa o de obra o servicio, incorporará, oyendo previamente al Comité de empresa, al trabajador con mayor permanencia en el centro”.

Hoy por hoy del listado ya se han hecho 8 indefinidos (que sepamos) y ninguno ha sido para eventuales subrogados, es decir, hay un incumplimiento claro de una sentencia por parte de Lacera con la permisividad total de los sindicatos CCOO, USO y UGT e incluso podríamos decir que de CSI también, porque por más que los abogados les dijeran que al firmar los nuevos contratos al menos pusieran “no conforme”, no lo han hecho.

Al revisar los autos del juicio nos encontramos con que en el acuerdo de subrogación firmado entre EULEN y Lacera figura como anexo el listado del personal afectado que debe ser subrogado con todos sus derechos. Pues bien, este listado refleja solo a los trabajadores que estaban trabajando en la fecha que se realiza (12 de mayo de 2014), omitiendo así a más de 60 trabajadores eventuales que sí debían estar ahí, ya que son personas que mantenían una relación laboral con EULEN en el HUCA desde hacía más de 10 años en algunos casos, y por tanto unos derechos adquiridos reconocidos por ley. Una vez más nos vemos abocados a otro nuevo conflicto colectivo, ahora contra ambas empresas, para que dicho listado sea subsanado.

Este nuevo conflicto una vez más es llevado únicamente por CSI y Éfeso Abogados como representante legal. La fecha de comparecencia en el SASEC es el 16 de marzo, EULEN reconoce el listado completo, el Comité de empresa también y Lacera hace una propuesta (infumable) para poder reconocer el listado, la cual CSI no sabe contraofertar o negociar y salimos sin avenencia. El sindicato CSI rompe toda relación con Éfeso Abogados y con los trabajadores que llevamos peleando desde el principio ¡porque dicen que estamos posicionados al lado de la empresa! A partir de aquí la representante de CSI se dedica a manipular, tergiversar y difamar a los abogados y trabajadores, y nos dice que van a pedir la venia y llevar ellos solos la demanda con sus servicios jurídicos. A 25 de abril (mes y medio después) ni se ha pedido la venia, ni se ha presentado la demanda ni nada de nada.

Entre tanto la empresa ha tenido varias reuniones con el Comité de empresa en las que dice que va a cumplir con todos los eventuales y con el acuerdo, pero entendiendo el término “permanencia” tal y como está escrito, es decir, por días trabajados en el HUCA, y el Comité en vez de ponerse frente a la empresa y manifestar que siempre se ha contabilizado desde el día de entrada en el HUCA no dice nada y lo va a permitir. ¡Nunca se ha hecho así! Siempre se ha contabilizado desde el día de entrada al HUCA tal y como se explica en el punto 4 de los hechos probados en sentencia, según las testificales del director de EULEN y 3 trabajadoras (miembros del Comité de empresa desde hace años), y por si fuera poco hay listados que así lo demuestran. El listado de los eventuales subrogados parece ser que ya está ordenado siguiendo ese criterio, y ahora pidieron una semana más para adjuntar el listado de los eventuales que se han ido incorporando desde 2014. Esta última semana de abril se supone que debe haber otra reunión con la empresa para dejarlo todo así y empezar a cumplir, pero ni nos permiten ver el listado, con lo que no sabemos ni en qué puesto estamos ni podemos confirmar que esté bien.

Estamos jodidos y vendidos, quieren tener el poder de a quién contratar y a quién no y dejan a gente fuera con esta nueva interpretación del acuerdo. Nuestros representantes no ejercen sus funciones en absoluto, tampoco se nos informa de lo que hacen en avenencia con la empresa, ni siquiera tenemos un buzón de sugerencias; las asambleas y los temas tratados en las mismas las marcan los propios representantes, no los trabajadores; no se levantan actas ni de asambleas, ni de reuniones del Comité, ni de reuniones Comité-empresa; no hay un reglamento interno, con lo que se cambian las normas según les conviene… Es un desastre.»

Anuncios